martes, 9 de noviembre de 2010

La arquitectura egipcia y el más allá - 2ª Parte

Dyesert  Neteriyet
2668 – 2649 a.C.
Dinastía III
Un funeral real en el Reino Antiguo

El Imperio Antiguo comienza con la III Dinastía, hacia el 2640 a.C., Dyesert será el faraón mas destacado de esta época. Tras un periodo de desunión política, el estado pasa a tener una administración fuertemente centralizada y estructurada, y el poder de los sacerdotes heliopolitanos aumenta, de este modo, en la Dinastía III a medida que se extiende el culto solar, los reyes dejan de enterrarse en mastabas para hacerlo en pirámides, siendo el complejo de Dyesert la síntesis de ambas tradiciones. La pirámide marcará un nuevo simbolismo solar heliopolitano representando la colina primordial benben. Es en esta época en la que la solarización del rey llega a su confirmación final con la aparición de los últimos dos títulos del protocolo faraónico:
Horus de Oro
   
Hijo de Re
                    


Siendo el palacio la casa del rey, se reforzaba la función del ataúd como casa para el espíritu del difunto, por ello su construcción era cuidadosamente estudiada y ejecutada.





Complejo funerario de Dyesert:


Situada en Saqqara, al oeste de Memfis, su estructura deriva de la de los palacios funerarios del Alto Egipto[1] de la Dinastía I y construidos con material perecedero. Imhotep su primer ministro, jefe de las obras del Alto y Bajo Egipto y sacerdote de Heliópolis será quien llevará a cabo su construcción  substituyendo el adobe por la piedra, acentuando el sentido de “eternidad” de la última morada del rey.

El complejo está formado por varios elementos cargados de significado simbólico vinculado a los ritos que tendrán lugar en ellos[2], a destacar:

  1. La pirámide escalonada (60 m de altura) en el centro del complejo [nº 8] La pirámide escalonada era simbólicamente una escalera para la ascensión del rey al cielo y su unión con el dios Re[3].
  2. El templo funerario, adosado al norte de la pirámide, constaba de 2 patios [nº 10] es aquí donde los sacerdotes oficiaban el culto diario al rey difunto
  3. Patio del Serdab o Casa de la Estatua, primer patio del templo funerario, cámara cerrada, provista de una pequeña apertura al exterior (en el caso de los reyes) en ella se sitúa la estructura del difunto, que serviría de soporte al Ka.
  4. Patio del heb Sed, 2º patio del templo funerario, destinado al ritual de la regeneración del poder real. [nº 4]
  5. Casa del Bajo Egipto [nº 12] y Casa del Alto Egipto [nº 11][4]
  6. Tumba Sur: mastaba en forma de túmulo como las de los reyes en Abido (en los reyes de la Dinastía I, había una tumba al norte y un cenotafio al sur, pero en esta ocasión, se encuentra en el mismo recinto).

Las creencias funerarias determinaban que las estructuras de las tumbas presentaran siempre unos elementos propios, de entre ellos 2 fundamentales.

-          una sala de ofrendas abierta: de entre las ofrendas, los alimentos eran de gran importancia ya que era su poder “vivificador” el que revitalizaba al difunto.
-          la cámara donde reposa la momia: en época de Dyesert aún no se evisceran los difuntos.


La tumba era el lugar de contacto con el más allá y lugar de ruptura con la existencia terrenal, esta característica se plasmaba arquitectónicamente por el pozo que conduce desde la capilla de culto, a nivel de suelo, a la cámara funeraria.

Todo estaba dispuesto en un eje este-oeste de acuerdo con el camino del sol. El difunto llegaba por el rio al templo bajo donde quizá se realizaba la purificación en el Ibu, después, el cuerpo se trasladaba al per nefer (bella casa) aquí se embalsama y coloca en el sarcófago y se realiza el ritual de la apertura de la boca, devolviendo al difunto sus funciones vitales, El cuerpo será cubierto por vendas de lino muy fino y cubierto con emplaste de resinas modelando con detalle la forma del mismo.[5] Todo el cortejo asciende por la rampa[6] hasta el templo alto, aquí tiene lugar el culto funerario al rey y la presentación de las ofrendas.

El acceso al interior de la pirámide se realiza por el norte mirando hacia las estrellas circumpolares.

Los complejos funerarios eran anepigrafos, aunque los textos funerarios como el de las Pirámides, ya existían pues eran recitados y cantados por los sacerdotes en ocasión de la sepultura del rey: conjuraba el cuerpo del rey para su conservación y la no dispersión de los miembros del cuerpo, necesario para la pervivencia del Ka, protegían la pirámide y ayudaban en la purificación ritual del rey para que resucite.

La preparación del cuerpo, ajuar y tumba se interpretaban como la necesidad de establecer una linea sin solución de continuidad vida-muerte, así el sarcófago, también llamado neg anj (señor de vida) o serqueresu (enterramiento, vendaje) protege la momia y propicia la capacidad de regeneración del difunto en su interior (al igual que las vendas en el ritual del embalsamamiento). El sarcófago se considera como un microcosmos, donde el difunto revivirá.

Avanzado el Reino Antiguo se produce una transformación fundamental en el ritual funerario, los cuerpos se disponen completamente extendidos, las cajas son mas largas. El cuerpo se colocaba en dos cajas, una de madera y otra de piedra o en dos de madera, el origen de esta costumbre no se conoce, pero quizá fuera para aumentar la protección.

Finalmente, el ajuar, aunque en número y tipo de objetos variable, contaba siempre con objetos necesarios para la vida cotidiana. Cuatro son los elementos esenciales de todo ajuar en general: la mascara (aparece en el I Periodo Intermedio, retrato idealizado del difunto cuya función mágica era la de proteger al difunto de cualquier daño que pudiera infligir Set; las estatuillas o usheptis: aparecen a partir de la dinastía VI, incorporaban una inscripción con una exhortación para que al difunto le sean entregas las ofrendas funerarias; vasos canopos o recipientes donde se colocaban las vísceras del difunto, se utilizaron desde la dinastía IV. Los del Reino antiguo suelen ser anepígrafos[7]; y finalmente los amuletos que solían insertarse entre el vendaje de la momia.


[1] donde se celebraban el heb Sed, palacios rectangulares delimitados por un muro modulado en entrantes, en el interior del recinto existía una edificación que correspondía al palacio del rey
[2]La antigua religión egipcia es esencialmente una religión cultural… prioridad del rito sobre el mito ya que este se actualiza con el primero”  Introducción a la egiptología, estado, métodos, tareas de Erik Hornung
[3] la primera pirámide propiamente dicha, aparece con la Dinastía IV con Esnofru en Meidum y Dashur.
[4] ambas casas situados al Norte y sur respectivamente, reproducen los capitales de las columnas adosadas a la fachada las plantas heráldicos del Alto y Bajo Egipto, el loto y el papiro. Representan la dimensión política
[5] www.egiptomania.com/mitologia/momificación.2.htm
[6] aparecerá posteriormente en la estructura básica de los complejos funerarios
[7] solo en reino medio aparecen con tapa en forma de cabeza humana, y en rle reino nuevo toman forma de los 4 hijos de Horus.

No hay comentarios: